El lado positivo…

“Siempre hay que ver el lado positivo de la vida, si queremos podemos pensar que somos invencibles ya que somos supervivientes. Sobrevivimos a nuestros miedos e inseguridades, pero para tirar adelante necesitamos el apoyo de los que nos quieren.

Lo más difícil es sobrevivir a uno mismo, a nuestros errores, que más tarde o más temprano tenemos que pagar. Aunque a veces nos gustaría borrar de la memoria todo aquello que nos hace daño, debemos seguir adelante por todos aquellos que se quedan en el camino, con la seguridad de que, además de los tropiezos y malos momentos, la vida es algo que merece la pena”.