Jugo para adelgazar

El jugo de naranja en ayunas para adelgazar es ideal, además de traer otros beneficios para la salud, como prevenir la gripe.

El jugo de piña o la fruta como tal, tiene grandes aportes para bajar de peso, ya que de hecho hay una dieta en la cual esta es el ingrediente principal, sumando muchas vitaminas y minerales, y propiedades antioxidantes, diuréticas y antiinflamatorias.

Por ultimo también tendremos el pepino, el cual tiene una gran cantidad de agua, que nos trae beneficios hidratantes para la piel y la digestión de los alimentos.

A continuación les enseñaremos una receta con jugo de naranja, que te ayudará a bajar de peso y te da otros aportes estéticos, como una piel brillante e hidratada, además de una cantidad de vitaminas, minerales y nutrientes que nos proporcionarán una mejor calidad de vida.

Receta del jugo para adelgazar.

Picaremos 2 o 3 naranjas, les quitaremos la piel y las semillas y extraeremos todo jugo.

Luego en una licuadora añadiremos la piña sin su piel, previamente picada y el pepino adecuadamente lavado y troceado, esto lo licuaremos junto al jugo de naranja hasta que se cree una mezcla homogénea.

Este jugo nos proporcionará la perdida de líquido innecesario en nuestro cuerpo, además de mejorar nuestra digestión, hará que nuestra piel luzca más brillante e hidratada, definitivamente el mejor zumo antes de comenzar el día.

Jugo para el agotamiento.

¿Cuántas veces no necesitamos eliminar el agotamiento?, este jugo es adecuado para aquellas mañanas después de haberte desvelado por trabajo, una fiesta o por cualquier causa.

Conocemos que son muchos los beneficios del jugo de naranja en ayunas, pero al juntarlo con las fresas, las cuales contienen omega 3, una variedad de vitaminas y minerales, nos ayuda a tener una piel y un cabello fuerte y saludable, además de contribuir en la pérdida de peso.

Receta del jugo para el agotamiento.

4 fresas.

1 remolacha o betabel.

1 cucharada de miel.

Esta receta con jugo de naranja, fresas, betabel y miel comenzará por extraer el zumo de 2 o 3 naranjas grandes y jugosas, luego mezclaremos el zumo obtenido en una licuadora o extractor junto a 4 fresas, un betabel y una cucharada de miel.

Gracias a estos nutritivos y deliciosos ingredientes, tendremos un jugo dulce y sin agregarle azúcar, con grandes beneficios para adelgazar, tener una vida saludable y en las mañanas antes de desayunar, conseguiremos la energía necesaria para comenzar el día luego de una noche agotadora, ya sea porque trabajaste hasta altas horas de la noche o porque estuviste de fiesta.

El lado positivo…

“Siempre hay que ver el lado positivo de la vida, si queremos podemos pensar que somos invencibles ya que somos supervivientes. Sobrevivimos a nuestros miedos e inseguridades, pero para tirar adelante necesitamos el apoyo de los que nos quieren.

Lo más difícil es sobrevivir a uno mismo, a nuestros errores, que más tarde o más temprano tenemos que pagar. Aunque a veces nos gustaría borrar de la memoria todo aquello que nos hace daño, debemos seguir adelante por todos aquellos que se quedan en el camino, con la seguridad de que, además de los tropiezos y malos momentos, la vida es algo que merece la pena”.

La palabra almogávar

La palabra almogávar etimológicamente proviene del árabe Al Mugawir (Conjunto de personas que realizan incursiones en territorio enemigo). Los primitivos almogávares vivían en lugares alejados de las ciudades generalmente en zonas montañosas del Pirineo aragonés y catalán lo que les permitía tener un amplio conocimiento del territorio circundante para la realización de ataques por sorpresa a las poblaciones musulmanas establecidas en los diferentes valles.

Eran un grupo caracterizado por unas sobrias costumbres castrenses, con una organización militar inusual, eran los propios soldados los que elegían a sus jefes con unos estrechos lazos personales y de parentesco, un armamento ligero y funcional (jabalinas u azconas y cuchillos) y una peculiar táctica de combate, todos estos ingredientes fueron la base de una serie de campañas militares en las que no conocieron la derrota.

Los almogávares son denominados, el Cuerpo de Infantería de Élite de la Corona de Aragón, entre los siglos XIII y XV. Las siguientes palabras del cronista y líder almogávar Ramón Muntaner “Rapidez en las decisiones y en los movimientos que desorientan a los enemigos, sumisión personal a todas las inclemencias y fatigas, dureza y persistencia de la acción que no dejan respirar al adversario”definen a la perfección lo que fueron los míticos almogávares. No existe duda alguna de que fue el monarca aragonés Jaime I “El Conquistador” el impulsor de la utilización a gran escala de los almogávares, acompañaron al rey durante la conquista del Reino de Valencia y también participaron en la toma del Reino de Sicilia junto a Pedro I “El Grande” en plena fase de expansión de la Corona Aragonesa, llenando así el Mediterraneo de estos rudos soldados, de barba crecida, vestimenta descuidada provenientes de las montañas del noreste peninsular.